catalogo
 
 
 

Alfombras rusticas

En el presente informe hablaremos de las alfombras, pero de una variedad de alfombras en particular: las alfombras rusticas. El termino alfombras se utiliza para denominar a todo tejido que se utiliza para cubrir el suelo de una vivienda. Una alfombra puede estar elaborada de diversos materiales, entre los que encontramos la lana, la fibra sintética o el hilo, y generalmente suele usarse el telar como herramienta fundamental para su fabricación.

alfombras rusticasEn el presente caso, hablaremos de las alfombras rusticas, que son aquella variedad de alfombras que se caracteriza por poseer diseños ligados a civilizaciones antiguas, y por estar fabricadas con materiales naturales (aunque existen alfombras rusticas realizadas con materiales sintéticos).
Por brindar un ejemplo acerca de los materiales con los cuales se realizan las alfombras rusticas, podemos nombrar el famoso hilo sisal, el coco y el bambú, el yute y el muy usado algodón, y el tatami, un material muy exótico. Dichos materiales generalmente son importados desde diferentes lugares, generalmente desde Oriente, de países como la India, Malasia, etc. Las alfombras rusticas no solo son utilizadas para cubrir los pisos de las viviendas, sino también suelen ser muy utilizadas para exhibirlas en paredes, un recurso estilístico que resulta ser muy decorativo y llamativo, ganando en elegancia y estética. Una de las variantes de alfombras rusticas que existen es la llamada moqueta. La moqueta se caracteriza por ser un muy resistente tejido fabricado en terciopelo de lana, y suele estar tramado con cáñamo, aunque existen moquetas que se encuentran tramadas con yute.
La moqueta suele usarse para fines de tapicería, pegando la alfombra de manera totalmente integra al suelo, instalando debajo de ella lo que se denomina un “bajo alfombra” de carácter ecológico, fabricado íntegramente con fibras de coco, lo que favorece un buen caminar, un suelo acolchonado y muy mullido. De esta forma, lo que se logra obtener es extender la vida útil de la alfombra.
ambiente rusticoExisten diversas variantes, formatos y modelos de alfombras rusticas, dentro de los que encontramos los tapices, que le brindan a nuestros pisos otro toque de distinción y decoración, otorgando mayor calidez a nuestro hogar. Dejando de lado las posibilidades de alfombras rusticas que existen en el mercado y que se encuentran a la venta, existe la posibilidad de poder crear nuestra propia alfombra rustica, de manera totalmente casera, con materiales y herramientas que se encuentran al alcance de nuestras manos. Nada mejor para decorar nuestros pisos que algunas alfombras rusticas fabricadas por nosotros mismos, lo que otorga un plus en el valor de nuestras alfombras. En efecto, una forma de fabricación casera de alfombras rusticas es a través del muy conocido tejido de estilo crochet, lo que implica que deberemos conseguir la aguja, ya sea comprándola en el mercado, pidiendo prestada una o simplemente fabricando la aguja de forma ingeniosa.
Es preciso que la aguja de crochet sea bastante grande y que también sea gruesa. Es de especial importancia tener en cuenta el material que se piensa utilizar para llevar adelante la confección de las alfombras rusticas, ya que el tipo de material que se utilice determinará directamente en los costos del trabajo y en la estética del mismo. Lo más recomendable es acudir a nuestros roperos y utilizar para la fabricación de las alfombras rusticas aquellas prendas que ya no usamos. Se pueden utilizar todo tipo de prendas para este trabajo, aunque se recomiendan las telas de jean.

Se agarraran todas las prendas elegidas para la elaboración, y se las cortaran en jirones de tiras bien finas, que no superen los 1,5 centímetros de ancho. Se tomaran todas las tiras que obtengamos de los cortes y se las ataran de las puntas, realizando un nudo doble dejando de esta manera unos 2 cm libres. Posteriormente, se enrollará la tira en forma de un ovillo. Se realizará una cadena de forma tal que se establecerá la forma de la alfombra (es decir, el largo y el ancho de la misma, así como también el formato, si es cuadrada, rectangular o triangular). Cuando encontremos el tamaño y la forma querida para nuestra alfombra, se cerrara la última fila de modo tal que se dará una terminación buena. De esta manera, y uniendo retazos de tela vieja de ropa que ya no usamos más, tendremos una interesante gama de alfombras rusticas para adornar los pisos de nuestra casa. Como se puede observar, las alfombras rusticas resulta ser la opción más recomendable para llevar adelante la decoración de nuestros pisos. Si bien, las alfombras rusticas suelen resultar mucho más costosas en términos económicos que las alfombras comunes (costo que se debe fundamentalmente por el tipo de materiales con el que se encuentran realizadas), son, sin embargo, alfombras muy duraderas y estéticamente llamativas.
En conclusión, podemos decir resulta totalmente conveniente adquirir para la decoración de sus pisos alfombras rusticas, y en caso de querer ahorrar dinero, puede fabricar sus propias alfombras rusticas con materiales y herramientas que puede encontrar en su vivienda.


 

  contacto