catalogo
 
 
 

Secado de alfombras

Así como el lavado, el secado de alfombras es parte del proceso de mantenimiento de estos productos. Por lo general cuando nos dedicamos a realizar el lavado nos concentramos en mojar la alfombra y quitarle toda la suciedad, sin embargo no nos preocupamos por el paso posterior. Pero, ¿por qué es tan importante el secado de alfombras? En muchos casos esta es una cuestión temporal. Cuando se lleva a cabo el lavado de las alfombras en el hogar de manera tradicional, enjabonándolas y luego enjuagándolas las mismas deben ser trasladadas a una parte de la casa donde este proceso se pueda realizar, como por ejemplo un patio.

secado de alfombrasSin embargo por lo general este espacio se necesita también para otras actividades y en muchos casos el mismo no dispone de mucho sol, por lo cual es importante acelerar el proceso de secado. A fines de acelerar este proceso, existen secadores portátiles para este tipo de superficies que actúan de manera rápida, acelerando el proceso natural de secado. Aunque aquellos que tienen sol en su patios muchas veces dejan que las alfombras se sequen al natural, es verdad que según los colores que manejemos de alfombras las mismas se pueden ver más o menos afectadas por los rayos del sol. Por eso algunas personas deciden directamente realizar el secado de manera artificial.
Cuando el lavado de alfombras se lleva a cabo a través de una máquina lavadora portátil, el mismo se puede hacer en el lugar mismo donde la alfombra generalmente está sin correrla hacia ningún lado. En este caso es solamente la superficie de la alfombra lo que queda mojado, sin embargo, si la alfombra se encuentra en el comedor y nosotros lo utilizamos con gran frecuencia es verdad que no podremos permitirnos que la superficie de la misma se encuentre mojada ni por unas horas. Aquí será importante llevar a cabo el secado de alfombras de manera artificial, en especial para evitar andar moviéndolas de un lado a otro.
secadoraAlgunas de las máquinas fabricadas para el secado de alfombras tienen la propiedad de poder arrojar aire frío y aire bastante caliente. Tendremos en este caso que consultar para ver cuál es la mejor forma de restituirle el vigor a nuestra alfombra a través del secado pero sin dañarlas. Hay fibras que se tratan mejor con frío y otras con calor.
Una recomendación útil que podemos también dar es que para pasar del lavado al secado de alfombras tendremos que asegurarnos de haberlas enjuagado bien. En casos donde el lavado de las alfombras se realiza de manera defectuosa, podemos encontrar tras el proceso de secado restos de jabón los cuales son muy difíciles de sacar una vez que se encuentran secos. En el caso en el que hablemos de alfombras realmente pequeñas como aquellas que se colocan de recepción en las puertas de las casas, en este caso las mismas podrán ser lavadas a mano y colgadas directamente como una prenda de ropa. Generalmente estas alfombras están hechas con materiales sintéticos, por lo que el hecho de secarlas al sol no afectará para nada sus colores. En el secado de alfombras de este tipo lo único que habrá que tener en cuenta es que las mismas no queden marcadas, por eso tendremos que evitar colgarlas con broches. Solo será cuestión de pasarlas por sobre la soga de colgar la ropa con es fin de que se sequen de manera pareja.

Tras el secado de las alfombras de pelo largo muchas veces ocurre que las mismas no lucen igual que antes del lavado. En este caso buen consejo será cepillarlas. Debido a que el lavado desestabiliza la estática de las alfombras y el secado les arroja una gran cantidad de aire en poco tiempo, no es para nada ilógico que las mismas pierdan su forma. Por esta razón será importante poder cepillarlas de manera de hacer que las fibras vuelvan a verse fulgurantes. Cuando las alfombras son confeccionadas a partir de fibras naturales el cepillado nos dará resultados excelentes revitalizando el color y dándole cuerpo a la alfombra de un momento para el otro.
Una vez que el secado de las alfombras está completo si las mismas habían sido lavadas en un lugar que no era el que les correspondía ya podrán volver a su lugar original, siendo el traslado muy fácil tras la finalización del secado. Cuando la alfombra se moja su peso aumenta muchísimo por la gran cantidad de agua que absorbe. Sin embargo el proceso de secado retira todo este peso de más y nos permite trasladar la alfombra de manera realmente fácil.
Ya sea que elijamos la opción de secado de alfombras natural al sol, o ya sea que utilicemos un equipo para acelerar el proceso, este será un proceso que no podrá ser omitido si queremos que nuestras alfombras conserven una buena resistencia y un alto nivel de calidad.


 

  contacto