catalogo
 
 
 

Aspirado de alfombras

El aspirado de alfombras es un simple y rápido proceso que se le debe aplicar a todos los tapetes, alfombras y tapices de un hogar para evitar su avanzado deterioro y para mantener un ambiente limpio y seguro. El aspirado de alfombras es un servicio que puede ser realizado de manera particular como a través de una empresa o negocio. Esto significa que usted puede realizar el proceso de limpieza y aspirado de alfombras de manera autónoma mediante el uso de instrumentos y herramientas destinadas a dicho fin, o mediante el contacto de una empresa especializada en el aseo de alfombras.

aspirado de alfombrasEs importante realizar el proceso de aspirado de alfombras de manera periódica para mantener estas libres de polvo y de suciedad y para así evitar la acumulación de sustancias contaminantes que pueden ser nocivas para la salud y que traen muchas veces aparejada la concentración de humedad en las paredes y suelos, lo cual es contraproducente para la estructura del edificio en cuestión. Además, es de pleno conocimiento lo nocivo que puede ser para la salud el acumulamiento de polvo, junto a los microbios y plagas que este trae aparejados, entre ellos, la conocida plaga de ácaros. Para las personas con alergia, la acumulación de polvo en alfombras es muy perjudicial, y la mala limpieza de las mismas es un fenómeno por el cual se cree comúnmente que las alfombras en sí son malas para la salud. Esto no es tan cierto, ya que una alfombra que se mantiene limpia y ventilada es un elemento normalmente saludable. La mala limpieza de alfombras trae aparejadas varias desventajas, entre ellas, la contracción de alergias para personas inmunemente débiles.
Los clásicos elementos utilizados en el aspirado de alfombras son las aspiradoras automáticas y las barredoras. Las aspiradoras barredoras están diseñadas especialmente para cuidar las fibras del paño y para aspirar el polvo de las alfombras sin dañar el mismo. Su nombre está dado por el triple trabajo que realizan, consistente en cepillar, golpear y aspirar la superficie de la alfombra, de manera simultánea. El cepillo y el golpeteo son básicamente para levantar todo el polvo de entre las fibras del tapete o alfombra, trabajo que es más efectivo gracias al cepillado. Una vez levantado el polvo, la aspiradora lo absorbe por un tubo que lo conduce a una bolsa dentro del cuerpo de la máquina destinada a juntar la suciedad para su posterior desecho.
alfombra suciaTambién se puede utilizar para el aspirado de alfombras el novedoso aspirador de cepillos, que consiste en una máquina que consta de un cepillo eléctrico cilíndrico, y posee una potencia igual a la de una turbina de aire, incrementando la aspiración del polvo en hasta un sesenta por ciento en comparación con las aspiradoras tradicionales. Estos artefactos no requieren de bolsa interna ya que poseen un sistema ciclónico y un filtro de aire externo para desechar el polvo.
Para lograr el mejor aspirado de alfombras es conveniente pasar la aspiradora en contra de la orientación de las fibras de la misma, de esta manera se ayuda al proceso de cepillado y separación de las fibras, para quitar mejor todo el polvo. Además, al separar mejor la fibra de esta manera, no es necesario un trabajo demasiado arduo para su limpieza, pues se saca el polvo más fácilmente y se gasta mucho menos la superficie de la alfombra debido al menor daño causado por el raspaje de la aspiradora. Gracias a esta ayuda que se le puede otorgar al mecanismo de la aspiradora barredora, el trabajo de aspirado de alfombras se realiza en mucho menos tiempo y con menos esfuerzo que con otros materiales.

El aspirado de alfombras con aspiradora o barredora es la manera más rápida de mantener la limpieza de las mismas, aunque no la única. Si bien es efectiva, suele ser necesario realizar una limpieza más profunda, la cual puede llevarse a cabo en lugares especiales para el lavado y aspirado de alfombras, y que son generalmente accesibles. La limpieza industrial de las alfombras no necesita la misma frecuencia que la casera, por lo que es un proceso que ayuda a mantener el aseo y la calidad de las mismas y que no requiere de grandes gastos.
El grado de limpieza que requieren las alfombras varía según las partes de las mismas. Un aspirado de alfombras profundo se hace más necesario en las zonas de mayor tránsito del hogar y de aquellas más cercanas a las salidas y, por consiguiente, con mayor contacto con el polvo. A medida que se va acercando a las partes internas de la casas, la alfombra absorbe una menor cantidad de polvo. Así mismo, las zonas más transitadas, por ejemplo, los pasillos, las entradas de la casa, los bordes de las camas, escaleras y el interior de ascensores alfombrados, etcétera, requieren de un trabajo de limpieza mayor que las demás áreas. En el caso de realizar la aspiración manual de las alfombras, es decir, con una aspiradora, en estas zonas se deberá pasar dicho artefacto mayor cantidad de veces.


 

  contacto