catalogo
 
 
 

Densidad de la alfombra

La densidad de la alfombra es una de sus especificidades o características técnicas que hablan acerca de su calidad y durabilidad. La densidad de una alfombra es la cantidad y grosor de la capa de pelo, tela o lana que tenga en su superficie. Cuanto mayor sea la densidad de la alfombra, mayor será su grosor, lo que la hace más mullida, mejor resistirá a el tránsito que reciba y al uso, y más confortable, suave y duradera será su superficie. La mejor manera de medir la densidad de la alfombra de forma rápida y simple es apoyando en ella nuestras manos o la yema de los dedos y apretando fuertemente para sentir si la superficie es fina o si es tupida, en cuyo caso sentiremos o no la suavidad y tersura de la lana.

densidad alfombraLas alfombras que tienen pelo más grueso y largo brindan mayor densidad lo que se traduce en mayor durabilidad y suntuosidad. Otra de las maneras de poder observar y testear la densidad de la alfombra es abriendo los pelos de la lana para intentar ver la base de la alfombra, lo cual puede lograrse también doblando la alfombra en forma de “u” para que se abran los pelos, y cuanto menor cantidad de superficie se vea, mayor será la densidad y mejor resistirá la alfombra el uso, aplastamiento y acción abrasiva del paso del tiempo y del contacto con el suelo y con el tránsito. La densidad de la alfombra variará dependiendo el tipo de material del que la alfombra esté hecha, el cual determinará también otras de las características técnicas de la alfombra. Las alfombras de lana son las que mayor densidad suelen poseer, sobre todo aquellas que son de pelo largo, o bucle, tienen una mayor densidad que las que son de pelo corto. Las comparaciones y consideraciones de calidad entre una alfombra y otra que se basen en características técnicas como la densidad sólo son efectivas y fehacientes si se realizan entre alfombras fabricadas con el mismo material.
La densidad de la alfombra no es la única variante que nos permite determinar con cierta precisión la durabilidad y calidad de una alfombra, sino que esta puede ser también considerada teniendo en cuenta otras características técnicas como la torsión, el peso y la cantidad de la fibra del hilo del que está formada.
tapete densoLo que efectivamente demuestra la densidad de la alfombra es cuán apretadamente fue tejida su fibra, es decir, qué tan cerca unas de otras se realizaron las puntadas de la fibra con que se fabricó la alfombra. Cuanto mayor haya sido el ajuste dado a la fibra, es decir, cuanto más cerca estén las puntadas ente sí, mayor será su densidad. Las alfombras de mayor densidad son las que tienen al menos de entre ocho y nueve untadas por centímetro cuadrado. La densidad de la alfombra se debe comparar entre dos o más alfombras teniendo siempre en cuenta el peso y la densidad, el peso debe ser el mismo entre las alfombras que se comparen, y mientras mayor sea la densidad, más larga será la durabilidad. Por lo general, mientras más lábil y suave sea el pelo y fácilmente se aplaste, la densidad será probablemente menor. En cambio, las alfombras con pelo duro y alto son más resistentes pues su densidad es mayor.
La densidad de la alfombra ayuda a aumentar su durabilidad por que al estar más cerca unas de otras, al ser aplastadas por el uso, las fibras se apoyan unas sobre otras, resistiendo mejor el peso que si se apoyaran sobre el suelo duro debajo, lo cual las gastaría más rápido. En cuanto a la limpieza, cuanto mayor sea la durabilidad también se mantendrá mejor y más limpia la alfombra, ya que el polvo se mantiene en la superficie gracias a que no es tan fácil que alcance la base, esto permite que la aspiración del polvo sea más fácil y requiera menos trabajo.

La torsión de la fibra del pelo también afecta a la densidad de la alfombra, y por lo tanto a la durabilidad de la alfombra. Cuanto mayor sea la torsión, la cual corresponde a las vueltas que pega la fibra en una misma distancia, mayor será el soporte que el pelo tenga ante el uso y el tránsito. Cuando la torsión de la fibra es baja, el aspecto de la alfombra es suave y aterciopelado, lo cual disimula con efectividad una menor densidad.
El largo del pelo también se combina con la densidad de la alfombra para aumentar la resistencia de la misma. Cuanto mayor sea el largo del pelo, menor será la resistencia de la alfombra, más allá de que la densidad sea alta. A este respecto, la mejor combinación entre la medida del pelo y de la densidad es pelo corto y densidad alta. Luego, le sigue en resistencia la alfombra con densidad grande y pelo más largo. La combinación que menos resiste y de menor calidad es la de pelo corto y poca densidad.


 

  contacto