catalogo
 
 
 

Alfombras para salón

Entre las alfombras para salón encontramos variados modelos, con diferentes características que poseen sus particulares ventajas y desventajas. Para describirlas tendremos en cuenta no sólo el aspecto decorativo de las alfombras para salón sino también lo que implican en cuanto a resistencia, durabilidad limpieza y mantenimiento los diferentes materiales de los que estas alfombras pueden estar fabricadas. Al momento de elegir una alfombra para nuestro hogar siempre se suele buscar el modelo que de mejor manera encaje en la decoración y la ambientación de la casa, pero además de la estética, se debe tener en cuenta y prestar atención a las características de cada material, para encontrar de esta manera la alfombra que mejor se ajuste a nuestros requerimientos y al uso que se le dará, el cual variará en cada casa en particular.

alfombras para salonEntre los materiales con los que se fabrican las alfombras para salón podemos encontrar las de fibra vegetal. Estas alfombras están comúnmente hechas de fibras de coco, las de algas, yute o de hilo sisal. La ventaja de mayor peso que tiene estas alfombras es la de la buena combinación entre precio, durabilidad y textura que presentan. Por ello son uno de los tipos de alfombras más usados y preferidos en el mercado. Por lo general se presentan en sus tonalidades naturales, lo cual les permite adaptarse casi sin problema a cualquier ambiente. El problema decorativo que estas alfombras pueden llegar a presentar es que no generan en el ambiente una marca distintiva debido a su sencillez, aunque esto puede ser justamente lo que busquen muchas personas. También se las suele vender con teñidos de colores variados, con el fin de que se adapten mejor a otros ambientes. El inconveniente de las alfombras teñidas es que se las debe cuidar de no exponerlas al sol ya que esto hace que pierdan su color rápidamente. Si bien en el salón las alfombras están resguardadas de la luz natural, se debe tener en cuenta esto en caso que se posean grandes ventanas o traga luces en esa parte de la casa que pongan a la alfombra en contacto directo y constante con la luz solar. La principal desventaja de las alfombras para salón de fibras naturales es que por ser porosas acumulan una gran cantidad de polvo y esto hace que requieran ser aspiradas con una máquina diariamente.
tapete salon rojoOtro tipo de material que se emplea en las alfombras para salón es la lana. Existen dos tipos de alfombras de lana, las de pelo largo y las de pelo corto. Comenzaremos por las primeras, de pelo largo. Estas alfombras son aislantes, por serlo también la lana, y además soportan muy bien el uso que depara la circulación sobre ellas. Son muy resistentes y durables. Las alfombras de lana son ideales para le clima frío, sobre todo este tipo de pelo largo, ya que proporcionan una sensación de calidez mayor que las alfombras de otros materiales. Su textura es suave y mullida, por lo que dan gran confort al andar descalzos, sentarse o acostarse sobre ellas. El problema de las alfombras para salón de lana de pelo largo es el limpiarlas. Para poder mantener limpias este tipo de alfombras se requiere realizar aspiraciones a fondo, pasando la aspiradora sobre ellas repetidas veces para poder sacar todo el polvo que se acumula en sus fibras.
El segundo tipo de alfombras de lana son las de pelo corto. La gran ventaja de estas alfombras es su repelencia a las manchas, ya que son fáciles de limpiar y de mantener. El mayor inconveniente que presentan las alfombras para salón de lana de pelo corto es que son más caras que las demás mencionadas. Sin embargo, las ventajas que proveen en cuanto a la limpieza las hacen valerosas de ese costo.

Algunas de las alfombras de lana suelen poseer otro material en un porcentaje reducido en su composición. Algunos de estos materiales son el nylon, el poliéster y otros materiales sintéticos. Las alfombras que los poseen en su composición son más duraderas pero más difíciles de limpiar por la capacidad de absorción de sus fibras.
Otras consideraciones a tener en cuenta antes de elegir entre las posibles alfombras para salón es la de las características generales de las mismas, como la densidad, el color, el tamaño y la calidad de la base de la alfombra. Muchas de estas cuestiones tendrán que ver con nuestro salón particularmente, como el color y el tamaño. Estas dos características deberán adaptarse y no representan un grave inconveniente a la hora de comprar una alfombra para salón. Pero en cuanto a la densidad es algo que varía en todos los tipos de alfombras. Por un lado, la densidad dependerá del material y para comprobarla debemos presionar la alfombra fuertemente con la yema de los dedos. Esto nos permitirá chequear si la alfombra es de buena calidad y grosor o si es muy fina. Si este último caso es el que encontramos, será mejor optar por seguir buscando ya que las alfombras para salón finas no representan una buena opción. En el salón es el lugar donde más comodidad se necesita, por lo que es mejor optar por alfombras con buena densidad y con una buena base, que no se deshilache y que sea resistente.


 

  contacto