catalogo
 
 
 

Alfombras con retazos

En este artículo se explicará cómo realizar alfombras con retazos de una manera rápida y sencilla y que puede ser llevada cabo por cualquier persona. Además, se describirán los diferentes tipos que existen de alfombras con retazos y que se pueden fabricar manualmente. La manera más clásica y comúnmente empleada para hacer alfombras con retazos es utilizando una tela de arpillera o yute, o de algún otro material con tramas gruesas, que permita intercalar entre sus hilos pequeñas tiras de tela que darán forma a la alfombra. La porción de tela que se use como base debe tener el tamaño de la alfombra que deseamos obtener.

alfombra-con-retazosEl procedimiento permite realizar alfombras individuales, y con esta técnica no pueden realizarse alfombras en tamaños grandes para luego cortarlas ya que se desasirían. La arpillera o tela de yute se puede comprar con unos bordes incorporados, o incluso se le puede agregar un tejido a crochet por los bordes para que estos resistan mucho mejor el uso y el paso del tiempo, y se evite que la alfombra se deshaga.
Una vez que se tiene la base de tela, se deben cortar los retazos que formarán la parte superior de la alfombra. Para ello se puede usar tela de algodón común, que es con el mejor tipo de tela con el que se pueden realizar ya que su apariencia es mucho más linda que con otros materiales, pero se puede hacer con otros retazos, como con tela polar, de nylon, con tela de viento u otros materiales. Las alfombras con retazos llevarán una gran cantidad de tiras de tela, que se deben prepara antes de comenzar a anudarlos.
Un vez que tenemos los retazos de tela, se procede de la siguiente manera. En cada uno de los huecos que se forman en la trama de la tela de la base se irán anudando los retazos por uno de los lados de la arpillera. En cada uno de los agujeros se hará este procedimiento con un retazo. Se lo pasa a través de la tela una sola vez y se lo anuda en el lado contrario.

retazos alfombraAsí se prosigue hasta terminar con toda la extensión del yute o arpillera. Una vez finalizado este trabajo, los nudos que se le realizaron a los retazos no se deberán notar gracias a la tupidez de las tiras de tela que sobresalen de la base. Por el otro lado de la arpillera tendremos los lacitos que pegan la vuelta alrededor de la trama de la base. Para darle a estas alfombras con retazos una mejor terminación se puede recortar un poco las tiras de la superficie para emparejarlas, o si se prefiere un estilo más desprolijo se las deja como se obtiene al terminar. Esta es una manera sencilla y relativamente rápida de realizar alfombras con retazos y además la terminación de las mismas es muy vistosa. Se pueden hacer de colores uniformes, o combinar colores por partes, realizar cuadrados, círculos o líneas y muchos otros diseños, incluso se puede hacer flores o corazones y muchas otras figuras que se logran simplemente siguiendo el patrón que se puede dibujar sobre la tela de arpillera.

Las alfombras con retazos que se confeccionan de esta manera son ideales para cualquier tipo de ambientes, sobre todo para las habitaciones y por estar hechas de telas livianas, pueden colocarse en el suelo, en las camas o sillones o sobre los muebles para adornarlos o para crear asientos extra en una sala o living. Las alfombras con retazos son las preferidas para los cuartos infantiles o juveniles, o para los rincones donde se requiere una renovación y un incremento en el color y la originalidad. Según sus tamaños y colores se pueden adaptar para cualquier uso, incluso se las puede ver colocadas en los baños o en las cocinas.

Si se desea hacer que la base de las alfombras con retazos sea más resistente se puede utilizar una tela de un material más fuerte que la arpillera y el yute, tales como el hilo sisal, la panamina doble, o se puede simplemente juntar dos telas de estos materiales más frágiles para hacerlos más fuertes. Si se desea realizar esto se debe procurar mantener el lugar de los agujeros para poder pasar los retazos y hacer los nudos.
Otro tipo de alfombras con retazos se hacen con lana mediante diferentes técnicas de tejido. Se tejen cuadrados, tiras o rectángulos de lana que pueden ser de diferentes tamaños y colores y se unen luego para formar un tapete, tapiz o alfombra de mayor tamaño. La unión de los retazos se puede hacer con una técnica de tejido o con máquina de coser. La desventaja de este tipo de alfombras es que no son tan resistentes como otras, y se pueden descoser con el paso del tiempo. Sin embargo son una buena opción a tener en cuenta ya que pueden ser muy abrigadas, y al estar hechas de retazos se pueden ir tejiendo estos con tiempo y terminar la alfombra completa a largo plazo lo cual puede ser una buena fuente de entretenimiento.


 

  contacto